Relaciones de Pareja

Cuando inicia una relación de pareja, es común que nos enfoquemos en todo lo que nos gusta de ella, todo lo negativo pasa a segundo o último término. Conforme pasa el tiempo, y, convivimos más con la persona, comenzamos a enfocarnos en los aspectos negativos y nos brincan de una forma muy contrastante, nos enfocamos en toda esa parte negativa que, antes no habíamos visto del otro y-o dejamos pasar desapercibido. Cuando nos enfocamos en los aspectos negativos, nos separamos de quien realmente somos, mientras te separas de quien realmente eres, no te sientes bien, y luego dices que esta relación, no me sirve como antes. Al principio era divertida y se sentía bien, y ahora no es divertida y no se siente bien. Así que es fácil cerrar la puerta a esa relación, y abrir una nueva, y cuando entras a esa nueva habitación, se siente aire fresco por un tiempo, porque no saben mucho el uno del otro. Se enfocan en los aspectos positivos, ambos tienen esperanzas, entonces va bastante bien por un tiempo, pero todavía viven ese amor condicional, donde solo notas lo que notas, y si notas más cosas buenas, va bien, y si notas más cosas malas, no va bien, y muy pronto te cansas de esa relación también, y sólo sigues adelante de nuevo. La mayoría de la gente se muda de relación. La población hace dos cosas básicas, mucha gente hace lo que se ha descrito anteriormente. Solo siguen buscando lo que desean, en un nuevo lugar, nunca sintonizándose a una mejor vibración, siempre pidiendo que se las de, a través del comportamiento que están observando.

Y luego están los que se siente atrapados en las relaciones por la iglesia, por lazos familiares o por lo que sea; que no hacen ningún esfuerzo por alinearse con su vibración, solo están observando. El 99% de los seres humanos ofrecen su vibración, en respuesta a lo que están observando. Si tu eres afortunado, de haber atraído una pareja que tiene en su mayoría, buenos componentes, y eso es lo que estás observando, entonces puede que te sientas más bien que mal. Pero no estás haciendo ningún trabajo sobre la alineación contigo mismo. Le estás pidiendo al otro que haga todo el trabajo, y eso, se convierte en algo francamente molesto para el otro. Cuando te dicen constantemente, que necesitas cambiar tu comportamiento para que el otro se sienta mejor, Tú dices: ¿Y qué pasa conmigo? ¿Por qué no cambias tu comportamiento para que yo me sienta mejor? Y eso es lo que pasa en la mayoría de las relaciones.

Cuando entiendes que la forma en la que te sientes, no se debe basar en lo que puedes hacer que haga el otro, para que puedas verlo y sentirte mejor, que todo tu poder está en tu habilidad de elegir, de entre todo lo que ves, entonces estás en control. El Amor incondicional dice: “Te amaré sin importar las condiciones, porque tengo la habilidad de enfocarme en las cosas que me hacen sentir AMOR”.  “Te veré a través de los ojos de la FUENTE, lo merezcas o no”

Lo que realmente estás buscando, es tu relación con la fuente, una vez que cambias de vibración, que has encontrado tu alineación con tu fuente, entonces, atraerás a la persona que está vibrando en una frecuencia similar a la tuya. Tu relación será feliz, duradera, plena.

 

¡Sé feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s