¡Cuando tengo ganas de hacerlo, siempre es divertido!

Cuando tengo ganas de hacerlo, siempre es divertido, cuando no tengo ganas de hacerlo, es una bomba. Así que, si hay algo, que vaya a realizar o esté realizando y no me siento bien, lo dejo por un rato, me distraigo con pensamientos que me hagan sentir bien, respiro profundamente, salgo a tomar aire fresco, o lo que ayude a cambiar mi estado emocional; realizo aquello que, realmente tenga el impulso, vigor, energía, entusiasmo para hacerlo, y soy consciente de cómo me siento, hago caso a mi mi sistema de guía emocional, porque de ahí dependerá, qué tipo de punto de vibratorio atraeré.

 

“¡Cuando tengo ganas de hacerlo, siempre es divertido!”

 

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s