Soy responsable de mi felicidad

En realidad, no puedes hacer nada para evitar que los demás se sientan mal. Porque no se sienten mal por tu conducta. No hay mayor trampa en las relaciones o en la vida, que intentar hacer felices a los demás, observando sus emociones y luego procurando compensarlas con tus acciones.

La única forma en que puedes ser feliz es decidir ser feliz. Cuando te estás responsabilizando de la felicidad del otro, estás intentando lo imposible, y te estás colocando en una situación que te provocará una gran discordia personal.

 

Fuente: El dinero y la Ley de la Atracción- Esther y Jerry Hicks

 

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s