Al hijo….

Por Abraham- Hicks

¿Cómo puede vivir en armonía un hijo con unos padres que quieren inculcarle su forma de pensar?

Nuestra principal intención sería, primero, ayudarle a que recuerde quién-es. Recordarle su propio Sistema de Guía, ayudarle a que vuelva a conectar con su poder personal y a realizar sus sueños. Pero muchos dicen que no es tan sencillo: “Aunque el niño pudiera recordar todo eso, sigue estando atrapado en una relación con personas que no recuerdan, que no están de acuerdo con eso, que son mayores que él y que controlan su experiencia. ¿Cómo puede un hijo encontrar armonía bajo esas condiciones?”

Primero dirigiremos nuestra respuesta al hijo que está en esta situación, luego a los padres.

Al Hijo…

Tus padres tienen buenas intenciones. Principalmente, te están preparando para que te enfrentes a los percances de la vida que ellos han encontrado en su camino. Su conducta indica que no sólo no recuerdan quién-eres-realmente, sino que tampoco recuerdan quiénes-son-ellos. Por eso actúan con cautela. Se sienten vulnerables, y creen que tú también lo eres.

Tardaríamos bastante en explicárselo a tus padres para ayudarles a recordar, y de todos modos, si no son ellos los que preguntan, tampoco oirán nada de lo que tenemos que decir… Es muy probable que, cuando se les ocurra preguntar, escuchar o recordar, ya seas bastante adulto e incluso te hayas marchado de su casa.

Si estás preguntando y escuchando (no importa la edad que tengas), queremos decirte lo más importante que te dirá nadie jamás: no importa lo que piensen de ti los demás. Sólo importa lo que pienses tú. Y si estás dispuesto a permitirles que piensen lo que quieran -respecto a cualquier cosa, incluso respecto a ti-, podrás mantener la armonía de tus pensamientos con quien-eres-realmente y, con el tiempo, te sentirás bien, pase lo que pase.

Oír ésto y recordar que es cierto que eres un poderoso creador que quería experimentar el contraste para que te ayudara a escoger las cosas que ahora deseas, te servirá para ser más paciente con el olvido de los demás. Recordar que todo te está respondiendo de acuerdo a ti y con lo que sientes, e ir adquiriendo el control de tus sentimientos, te ayudará a encontrar una gran cooperación de distintas partes para poder controlar tu experiencia.

Cuando estás solo y piensas en algunos de los problemas que has tenido con tus padres, estás atrayendo más incidentes similares. Pero si cuando estás solo, piensas en cosas más agradables, no atraerás más problemas. Tienes mucho más control sobre cómo te tratan los demás de lo que a veces piensas. Cuanto menos pienses en los problemas, menos tendrás. Cuanto menos pienses en que tus padres intentan controlarte, menos te controlarán. Cuanto más pienses en las cosas que te gustan, mejor te sentirás. Cuanto mejor te sientas, mejor te irán las cosas.

Piensas que tus padres son los responsables de cómo te tratan, pero eso no es cierto. El único responsable eres ; y cuando escuches ésto y lo practiques, su cambio de conducta será la prueba. Lo mejor será que les estarás enseñando (aunque no se den cuenta de ello) a disfrutar de la armonía, inspirándoles en lugar de exigiéndoles.

Continuará…

Fuente: El Vórtice Esther y Jerry Hicks

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s