A los Padres…

Continuación de entrada: Al hijo….

Por Abraham -Hicks

A los Padres…

Cuanto más se fijen en lo que no les gusta de su hijo, más cosas verán que no les gustan. La conducta que provocan en su hijo, se debe más a ustedes mismos que a él. Esto suele pasar en casi todas las relaciones, pero como piensan en esta relación más que en ninguna otra, su opinión respecto a él, desempeña un papel muy importante en su conducta.

Si pudieran restarle importancia a la conducta indeseada que ven en él- sin darle vueltas una y otra vez, sin hablar a los demás de ello, y sin preocuparlos al respecto-, no estarían contribuyendo a ese comportamiento.

Cuando centras tu atención en alguien o en algo, vas en una de estas dos direcciones; la de lo deseado o la de lo no deseado. Si al pensar en tu hijo practicas la de lo deseado, empezarás a observar que sus patrones de conducta cambian hacia lo que deseas ver.

Tu hijo es un poderoso creador que quiere sentirse bien y ser valioso. Si le dejas actuar y no le obligas a hacer otra cosa, encontrará la bondad de su Ser natural.

Cuando tienes miedo, estás preocupado, enfadado, o frustrado, entonces evocas conductas no deseadas en tu hijo.

Cuando sientes amor, aprecio, entusiasmo, o alegría, evocas conductas deseadas en tu hijo.

Su hijo no ha nacido para complacerlos.

Ustedes no nacieron para complacer a sus padres.

Fuente: El Vórtice – Esther y Jerry Hicks

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s