Cómo funcionan nuestras oraciones

¿Rezarás por mi? Sí lo haré, pero no porque me necesitas, sino porque se siente muy bien para mi, enfocarme en la solución que tú estás buscando.

Francamente amigo (s), es fácil para mi cerrar mis ojos y dirigir mi atención hacia dónde vas, que ver en dónde estás ahora.

Sí oraré por ti. De hecho ya lo hice.

Espero que entiendas que el trabajo ya lo lograste, porque ya pediste, (es el primer paso). Tu trabajo es pedir, el 2o paso la Fuente responde, y el 3er paso, permitir a la Fuente que te lo dé.

Porque tú amigo, eres suficientemente poderoso para recibir lo que deseas. Y estoy jugando contigo porque es divertido, no porque me necesitas.

Tú naciste redireccionando tus pensamientos, poniendo atención en la manera de cómo te sientes.

Cuando decidiste venir aquí, dijiste, exploraré, avanzaré pensando en EXPANSIÓN, exploraré y llegaré a la mejor conclusión, me enfocaré en la mejor conclusión, de que soy capaz de conjurar cambiar, de superarme, y seré un creador deliberado.

-Abraham Hicks

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s