Evalúa tus sueños

Los sueños pueden proporcionarte una comprensión maravillosa acerca del estado vibratorio actual de tu ser. Tu recuerdo de un sueño es tu traducción física de bloques de pensamientos No físicos con los cuales has interactuado durante un sueño. Cuando duermes, resurges en la Energía de lo No físico, y tienes conversaciones (no con palabras, sino con vibraciones). Cuando despiertas, entonces traduces ese bloque de pensamientos en su equivalente físico.

Alguna veces cuando has deseado algo durante mucho tiempo pero no ves la manera de lograrlo, tendrás un sueño en donde sí sucede. Y entonces, al recordar con alegría el sueño, aliviana tu vibración de resistencia y tu deseo puede realizarse.

El proceso de evaluar los sueños es el siguiente: Cuando te vayas a dormir, sé consciente de que tus sueños representan exactamente tus pensamientos. Di para ti mismo: Es mi intención descansar bien y despertarme descansado. Y si hay algo importante que deba recordar de mis sueños, lo recordaré cuando despierte.

Luego al despertar, antes de levantarte, quédate unos minutos en la cama y pregúntate: ¿Recuerdo algo de mis sueños? Aunque puedas recordar diferentes aspectos de tus sueños durante el día, por lo general el mejor momento de recordar tus sueños es cuando te acabas de despertar. Y entonces, relájate y trata de recordar cómo te sentiste durante la secuencia del sueño, porque recordar tus emociones te proporcionará unos datos más importantes que el hecho de recordar sus detalles. Debes prestarle mucha atención a cualquier tema, porque esto será lo suficientemente poderoso para manifestarse en tu vida. También debes de haberle prestado atención a un tema antes de que comience a aparecer en tus sueños. Por esta razón, tus sueños más significativos, siempre se acompañan de una fuerte emoción. La emoción puede ser buena o mala, pero siempre será lo suficientemente fuerte como para reconocer el sentimiento.

“¿Cómo me sentí cuando eso estaba sucediendo?” Si te despertaste de un sueño que te hizo sentir bien, puedes estar seguro de que tus pensamientos dominantes relacionados a ese tema, están dirigidos hacia las manifestaciones que deseas. Cuando te despiertas de un sueño que te hizo sentir mal, debes saber que tus pensamientos dominantes están dirigidos en el proceso de atraer algo que no deseas. Sin embargo, no importa en dónde estás en términos de lo que se está manifestando en tu vida, siempre puedes tomar una nueva decisión y cambiar la manifestación hacia algo más placentero.

Es mucho más satisfactorio crear conscientemente escenarios cada vez más agradables en tu vida, que crear cosas que no deseas sin ser consciente de ello y, entonces tratar de cambiar las cosas hacia lo que deseas. Porque una vez que algo se manifiesta, entonces tienes que lidiar con todas esas cosas que observas como indeseadas, así como también con los hábitos de pensamientos que inicialmente lo condujeron a ello.

Tan pronto como comiences a entender que tus sueños son reflejos maravillosos de tus sentimientos y que tú los estás creando, entonces puedes comenzar a cambiar deliberadamente esos pensamientos para afectar positivamente tus sueños. Y tan pronto como tengas un sueño positivo, sabrás que estás en el sendero de una manifestación de vida real más positiva.

Si te despiertas de un mal sueño, no te preocupes, tan solo valores su conciencia de que estás prestando atención a algo que no deseas. De la misma manera que aprecias los sensores de tu piel cuando te alertan de que te estás acercando a algo muy caliente, aprecia que tus emociones te han hecho consciente de que tus pensamientos están acercándote a algo que no deseas.

Pero ten en cuenta que no estás creando mientras sueñas. Tus sueños son una manifestación de lo que has estado pensando durante tus momentos de vigilia. Sin embargo, una vez que te despiertas y empiezas a pensar o hablar de tu sueño, esos pensamientos sí afectan tus creaciones futuras.

Los sueños como exhibición preliminar de tu futuro

Entonces, si tienes cosas que deseas, pero han estado siempre muy lejanas de tu vida… por ejemplo, si deseas estar bien, pero nunca has estado bien; o si deseas la prosperidad, pero nunca la has tenido, o si deseas un compañero amoroso, pero nunca lo has tenido…. habla con tu Ser Interior al respecto, dile lo que deseas y por qué lo deseas. Y deja que tu Ser Interior te ofrezca en sueños, las imágenes hacia las cuales pueda fluir Energía, las cuales harán que tu estado vibratorio sea lo que deseas. Y entonces la Ley de atracción te las traerá.

Tus sueños son manifestaciones de tu punto de atracción vibratorio, para que puedas evaluarlos y determinar lo que realmente estás haciendo con tu vibración. Tus sueños son como una especie de exhibición preliminar de lo que vendrá. Por eso si evalúas el contenido de tu sueño, puedes determinar con frecuencia tu punto de atracción y entonces, si no deseas vivir lo que soñaste, puedes hacer algo para cambiarlo.

Como resultado de la influencia que te rodea, has tendido a pensar que puedes estar fluyendo Energía hacia un desastre financiero, hacia un cuerpo que no anda bien y así sucesivamente. Como tal, tu Ser Interno, el cual está consciente de que tú estás proyectando enfermedad en tu futuro, puede mostrarte un sueño enseñándote hacia donde vas. Y entonces, te despiertas y dices: ¡Ay, yo no quiero eso! ¿Qué es lo que sí quiero? ¡Y por qué lo quiero? Y entonces comienza a fluir tu Energía productivamente hacia lo que sí deseas. Transmutando tu Energía y de esta manera cambiando tu futuro.

Fuente- Pedid que ya se os ha dado Esther y Jerry Hicks

¡Soy feliz!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s