Proceso # 1 El Frenesí de Gratitud

Cuándo usar este proceso:

  • Cuando quieras que tu buen ánimo mejore aún más.
  • Cuando quieras mejorar tu relación con algo o con alguien.
  • Cuando quieras mantener, deliberadamente tu punto de control actual.
  • Cuando quieras mantener, o aún mejorar, lo bien que te sientes en este momento.
  • Cuando quieras enfocarte deliberadamente en algo que es beneficioso para tu punto de control.
  • Cuando estás conduciendo, caminando o esperando en una fila y desee hacer algo productivo y creativo.
  • Cuando hay algo ante tus ojos que podría llevarte potencialmente a un lugar de emoción negativa; y cuando desees mantener el control de tu propia vibración.
  • Cuando tus propios pensamientos, o las palabras de alguien con quien estés, comiencen a ir en una dirección potencialmente negativa, y tú deseas controlar la dirección del tema.
  • Cuando estés consciente de que estás experimentando una emoción negativa y deseas cambiar lo que se siente.

Rango actual del Punto de control emocional

Este proceso de frenesí de gratitud será de mayor valor para ti, cuando tu punto de control emocional esté en algún punto entre: 1)Dicha/Sabiduría/Empoderamiento/Libertad/Amor/Apreciación y 5)Optimismo

(Si no estás seguro de cuál es tu Punto de control emocional actual, repasa las 22 categorías de la Escala de guía emocional que están en la parte inferior de esta entrada.) Digamos entonces que estás sintiendo una Expectativa Positiva, como la Expectativa Positiva está catalogada en un (4), y el (4) cae entre el Rango actual del Punto de control emocional sugerido del (1) y el (5) para este frenesí de gratitud, este proceso será de gran valor para ti en este momento.

Este juego del frenesí de gratitud puede practicarse en cualquier momento y en cualquier lugar, porque es un juego sencillo y fácil que consiste en dirigir pensamientos placenteros hacia tu mente. Si puedes escribir tus pensamientos en un papel, mejoraría este proceso, pero no es necesario.

Comienza por observar tu ambiente inmediato y nota sutilmente algo que te agrade. Trata de mantener tu atención en este objeto agradable mientras considera lo maravilloso, hermoso o útil que es. Y al enfocarte más tiempo en él, tus sentimientos positivos comienzan a incrementarse.

Ahora, advierte cómo mejoran tus sentimientos y siente cómo aprecias ese sentimiento. Y así una vez que es francamente notable la mejoría en tus sentimientos comparada con el momento en que comenzó, observa lo que te rodea y elige otro objeto agradable que te llame positivamente tu atención.

Elige objetos que te llamen la atención y que evoquen gratitud fácilmente, porque no se trata de encontrar algo que te moleste y luego arreglarlo, sino que se trata de practicar vibraciones más elevadas. Mientras más te enfoques en cosas que te hagan sentirte bien, más fácil es que te mantengas en esas frecuencias vibratorias que te permiten experimentar sentimientos positivos. Y mientras más mantengas esas frecuencias de sentimientos agradables, más la Ley de Atracción te entregará otros pensamientos, experiencias, personas y cosas que concuerden con tu vibración practicada.

Como ésta es tu intención primordial, ir avanzando tu día encontrando cosas que apreciar, estarás practicando una vibración de menor resistencia y estarás fortaleciendo tu propia conexión con la Energía de la Fuente.

Puesto que la vibración de gratitud es la conexión más poderosa entre tu ser físico y tu ser No físico, este proceso también te coloca en una posición para recibir una guía más clara de tu Ser Interior.

Mientras más practiques la gratitud, menor resistencia tendrás en tus propias frecuencias vibratorias. Y mientras menos resistencia tengas, mejor será tu vida. También, al practicar este frenesí de gratitud, te acostumbrarás a sentir vibraciones más elevadas.

Mientras más encuentres algo para apreciar, mejor te sentirás, mientras mejor te sientas, más querrás seguir haciéndolo; mientras más lo hagas, mejor te sentirás; mientras mejor te sientas más querrás seguir haciéndolo y así sucesivamente. La Ley de Atracción te asiste con el poderoso impulso inicial de estos pensamientos y sentimientos positivos, con poco tiempo y esfuerzo, tu corazón entonará gloriosos cánticos de gozo en armonía con tu verdadera esencia.

Y en esta vibración en donde te sientes maravillosamente bien, y en donde no existe la resistencia, estarás en un magnífico estado de permisión; en un estado vibratorio en donde las cosas que deseas pueden fluir fácilmente en tu experiencia. Como consecuencia, ¡todo mejora!

Si tu vibración está cerca de estas vibraciones elevadas, cuando comienzas el juego, y te encuentras fácil y rápidamente remontándote hacia estos lugares en donde te sientes muy bien, entonces prosigue con tu frenesí de gratitud mientras tengas el tiempo de hacerlo, y mientras te sigas sintiendo bien.

Si tratas de practicar este juego y no te sientes bien, si no sientes que arranca el impulso inicial al enfocarte en un pensamiento feliz tras otro, o si el proceso te molesta de alguna manera, entonces suspéndelo y elige otro proceso con una numeración mayor de la lista de escala emocional.

Aún si no entiendes sobre la Ley de Atracción; aún si no entiendes sobre la conexión con tu propia Energía de la Fuente, practicar este proceso hará que practiques el Arte de Permitir sin tan siquiera saberlo, y todas las cosas que hayas identificado como objetos de tu deseo, comenzarán a fluir en tu vida. Cuando te encuentras en tu ánimo de gratitud, no hay resistencia en tu vibración. Y tu propia resistencia es lo único que impide lograr todo lo que deseas.

En el frenesí de gratitud, en realidad programa tu frecuencia vibratoria para permitir lo que hayas pedido en tu vida. Tú has estado pidiendo y cada día de tu vida la Fuente te ha respondido, sin excepciones. Y ahora, en tu ánimo de gratitud, estás practicando la recepción de las cosas solicitadas. Ahora estás involucrado en el último paso del proceso de la Creación (estás permitiendo que las cosas ocurran).

Al principio, es buena idea que programes deliberadamente de 10 a 15 minutos diarios para hacer este proceso específico. Después de unos días disfrutando el beneficio de lograr deliberadamente y de mantener tu vibración elevada, te descubrirás haciéndolo varias veces al día, unos segundos aquí, unos segundos allá, en una variedad de situaciones, tan solo porque se siente muy agradable. Por ejemplo, mientras estás en la oficina de correos, puedes pensar:

Este es un bonito edificio. Es fabuloso que lo mantengan limpio. Me encanta lo amable que es el dependiente de correos. Aprecio la manera como esa mamá le habla a su hijo. ¡Qué chaqueta más linda! He tenido un día excelente.

Mientras conduces hacia tu trabajo, puedes pensar:

Me encanta mi automóvil. Esta autopista nueva es maravillosa. A pesar de la lluvia, estoy pasando un día excelente. Me gusta lo seguro que es mi automóvil. Estoy agradecido por mi trabajo.

Una vez que te orientas hacia la observación de cosas para agradecer, encontrarás que tu día se llena de tales cosas. Tus pensamientos y sentimientos de gratitud fluirán naturalmente hacia ti. Y a menudo, cuando te encuentres en medio de un sentimiento genuino de gratitud hacia alguien o algo, se te pondrá la piel de gallina de la emoción, y esas sensaciones confirman la alineación con tu Fuente.

Cada vez que agradeces algo, cada vez que alabas algo, cada vez que te sientes bien por alguna razón, le estás diciendo al Universo: “Más de lo mismo por favor.” No tendrás jamás que volver a declarar verbalmente esta intención. Si estás la mayor parte del tiempo en un estado de gratitud, todas las cosas buenas fluirán hacia ti. El amor y la gratitud tienen la misma vibración.

El deseo de apreciar es un excelente primer paso, y luego cuando encuentres más cosas por las cuales te gustaría decir “gracias”, rápidamente arranca con tu impulso inicial. Y cuando deseas sentir gratitud, atraes algo para agradecer. Y al apreciarlo, entonces atraes algo para apreciar, hasta que con el tiempo, estarás experimentando un frenesí de gratitud.

No puedes controlar los sentimientos de los demás

Al avanzar tu día, puedes ver personas infelices que están irascibles, desilusionadas o sufriendo; y cuando ellos dirigen su emoción negativa hacia ti, puede ser que se te dificulte mucho sentir gratitud por ellos. Entonces te culpas por no ser lo suficientemente fuerte como para apreciarlos a pesar de la negatividad que ellos te envían. Nunca les sugeriríamos que observen algo que les disgusta y que se sientan bien al respecto. Más bien, busquen las cosas que los hagan sentir bien cuando las tengan, y luego la Ley de atracción les traerá más de lo mismo.

Cada vez que estás buscando cosas para apreciar, tienes el control de tu propia oferta vibratoria y de tu punto de atracción, pero cuando estás respondiendo a la manera en que los demás parecen sentirse hacia ti, no tienes control. Sin embargo, cuando estás más interesado en lo que tú sientes que en lo que los demás sienten hacia ti, sí tienes el control de tus vivencias. Puesto que no conoces la vida de los demás, no puedes entender por qué reaccionan ante ti de la manera en que lo hacen, y, simplemente, no puedes controlarlo.

Una vez que has tomado la decisión de que nada es más importante que sentirte bien, y has decidido que vas a buscar conscientemente cosas para apreciar el día de hoy, el objeto de tu gratitud se convierte entonces en un sentimiento de gratitud. Has establecido ahora un circuito entre tú y ese objeto de apreciación en el cual la Ley de Atracción, comenzará a trabajar de inmediato, y así comenzarás a ver más cosas para apreciar en ese preciso momento.

No te puedes sentir a la defensiva mientras estás en un estado de gratitud

Si no entiendes que lo único que afecta tu experiencia es la manera en que fluye tu Energía; en cambio, si piensas que es la suerte, el azar, las coincidencias, las estadísiticas o las leyes de promedios, entonces cuando ves las noticias negativas y te producen emociones negativas porque esto es cierto y no puedes controlar estos eventos, entonces se incrementa tu vulnerabilidad.

Deseamos que sientas el valor de conectarte con la Energía No física, y la gratitud es la manera más rápida y fácil de hacerlo. Cuando deseas con la suficiente fuerza conectarte con la Energía No física, encontrarás docenas de maneras, en todo momento, para hacer fluir tu gratitud.

Tienes que recordar, que la manera en que alguien esté fluyendo de regreso hacia ti, no cambia algo en lo absoluto, de lo contrario, estarás a la defensiva, y no puedes estar a la defensiva y sentir gratitud al mismo tiempo. Cuando te concentras en la gratitud, ésta viene de regreso. Pero la idea no es buscar que la gratitud se devuelva a ti, la idea es que este sentimiento fluya a través tuyo.

Mientras tu día transcurre y estás consciente de algo que no deseas, tu deseo de aquello que sí deseas se enfoca con claridad. Y ahora como has estado practicando el frenesí de gratitud, puedes enfocarte de nuevo fácilmente hacia la conciencia de lo que deseas. Está en tus manos ser el creador de aquello que viniste a realizar en este mundo.

La vida no se trata del mañana, se trata del momento actual. ¡La vida es la manera en que estás moldeando la Energía en este preciso momento!

Los diferentes grados en tu escala de guía Emocional

Podrías decir que las distintas emociones tienen diferentes frecuencias vibratorias, pero una manera más exacta de decirlo sería:

Tus emociones son indicadores de tu frecuencia vibratoria. Cuando recuerdas que tus emociones indican tu grado de alineación con la Energía de la Fuente, y que mientras mejor te sientas más estás permitiendo tu alineación con las cosas que deseas, entonces es más fácil entender cómo responder a tus emociones. La alineación absoluta con tu propia Energía de la Fuente, significa que sabes lo siguiente:

Eres libre.

Eres poderoso.

Eres bueno.

Eres amor.

Eres valioso.

Tienes un propósito.

Todo está bien.

En cualquier momento que tienes pensamientos que te hacen conocer tu verdadera naturaleza, estás en alineación con tu verdadera esencia, porque éste es el estado de alineación absoluta. Y la manera en que esos pensamientos se sienten, es la emoción más poderosa de la conexión.

Una escala de tus emociones sería algo así como:

  1. Dicha/ Sabiduría/Empoderamiento/Libertad/Amor/Apreciación
  2. Pasión
  3. Entusiasmo/Disposición/Felicidad
  4. Expectativas positivas/Convicción
  5. Optimismo
  6. Esperanza
  7. Satisfacción
  8. Aburrimiento
  9. Pesimismo
  10. Frustración/Irritación/Impaciencia
  11. “Abrumamiento”
  12. Desilusión
  13. Duda
  14. Preocupación
  15. Reproche
  16. Abatimiento
  17. Ira
  18. Venganza
  19. Odio/Rabia
  20. Envidia
  21. Inseguridad/Culpa/Indignidad
  22. Miedo/Amargura/Depresión Desespero/Impotencia

Como se usan varias palabras para decir cosas diferentes, y a menudo se usas palabras diferentes para decir las mismas cosas, estas etiquetas verbales para tus emociones no son absolutamente exactas para cada persona que siente la emoción. De hecho, ponerle etiquetas verbales a las emociones, podría causar confusión y distraerte de tu verdadero propósito en tu Escala de Guía Emocional.

Lo más importante es que busques conscientemente, un sentimiento que te haga sentir mejor. La palabra que describa el sentimiento no es importante.

Cuando tienes la intención de encontrar un pensamiento, cualquier pensamiento que te haga sentir mejor, y estás consciente de la manera en que te hacen sentir esos pensamientos, puedes comenzar a ascender en la Escala de Guía Emocional. En realidad, la idea es participar en el proceso de tener un pensamiento, cualquier pensamiento, y luego evaluar conscientemente si ese nuevo pensamiento te hace sentir alivio respecto a cómo se sentía antes. Entonces, piensa y siente con una sola intención: sentir aunque sea el más mínimo alivio.

Hay muchas palabras que se usan para describir las emociones, pero en realidad solo hay dos emociones: Una se siente bien, y la otra se siente mal. Y cada grado que aumentas en la escala emocional, tan solo te indica el grado en que permites la poderosa, pura y positiva Energía de la Fuente. El estado total de conexión, en el cual sientes, dicha, amor, gratitud, libertad y sabiduria, realmente te diriges a tu propia sensación de empoderamiento personal. Y el estado total de desconexión, en el cual sientes desespero, amargura, miedo o depresión, por el contrario, te diriges a tu propia sensación de impotencia.

La clave para obtener de nuevo tu maravilloso sentimiento de empoderamiento y control personal es decidir, ahora mismo, que no importa lo bien o lo mal que te sientas, estás haciendo lo mejor que puedes para lograrlo. Busca el pensamiento que te haga sentir lo mejor posible ahora mismo; y al hacerlo una y otra vez, en un corto período de tiempo, te encontrarás en el lugar en que te sientes muy bien. ¡Es tan solo la manera en que las cosas funcionan!

Fuente: Pedid que ya se os ha dado Esther y Jerry Hicks

¡Soy feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s