¿Debo de protegerme de los pensamientos ajenos?

¿Cómo podemos protegernos de las personas que piensan distinto a nosotros, tan distinto que podrían llegar a invadir incluso nuestro espacio?

Esa es la razón por la cual decimos que antes de comprender y aceptar el Arte de Permitir, deben comprender la Ley de Atracción y la Ciencia de la Creación Deliberada. Porque en verdad, si no comprenden cómo algo les llega, entonces lo temen. Si no comprenden que nadie puede llegar a su experiencia a menos que ustedes lo inviten por medio de sus pensamientos, pues, por supuesto que les preocupa lo que hagan los demás. Pero cuando comprenden que nada llega a su experiencia a menos que lo inviten por medio de sus pensamientos, con emoción y gran expectativa, a menos que logren en verdad este delicado equilibrio, no llegarán a recibir.

Cuando comprenden estas poderosas Leyes Universales, ya no necesitan muros, barricadas, ejércitos, guerras, ni cárceles, porque comprenden que son libres para crear su mundo según lo desean, sus opciones no tienen por qué ser amenazadoras para ustedes. No pueden disfrutar de la libertad absoluta sin este conocimiento.

En este mundo físico, hay cosas con las cuales están en total armonía y otras con las cuales están en total falta de armonía, y hay un poco de todo en el medio. Pero ustedes no han venido a destruir ni a incluir todo aquello con lo que no están de acuerdo, por eso cambia constantemente. Más bien, han venido a identificar, momento a momento, segmento por segmento, día a día, año tras año, lo que ustedes desean, y a usar el poder de sus pensamientos para enfocarse y permitir que el poder de la Ley de Atracción lo atraiga hacia ustedes.

Fuente: La Ley de Atracción    –  Esther y Jerry Hicks

¡Soy feliz!